sábado, 26 de septiembre de 2020

La distancia del Corazón

 


¿Por qué grita la gente cuando está enojada? pregunto el maestro.
Porque perdemos la calma, por eso gritamos. Contesto un discípulo.
Pero, ¿por qué gritar si la otra persona está a tu lado? volvió a agregar el maestro.
Nadie contesto esta vez.

El maestro entonces dijo:
"Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho, para poder cubrir dicha distancia, deben gritar para escucharse. Cuanto más enojados estén, más alejados estarán y tendrán que gritar más para poder escucharse uno al otro. 

Sin embargo, cuando dos personas se enamoran, se hablan suavemente porque sus corazones están muy cerca, la distancia entre ellos es muy pequeña.

Cuando discutas no dejes que tu corazón se aleje, no digan palabras que te distancian más, pues llegará algún día en que la distancia será tanta que no podrás encontrar el camino de regreso".


"Los que de corazón se quieren, solo con el corazón se hablan".
Francisco de Quevedo



domingo, 20 de septiembre de 2020

Diluido en limerencia

Tras el otoño y la distancia ¿estará aún?
 me pregunto con vehemencia,
Pensamientos nocturnos escudriñan al corazón
 sin un dejo de clemencia,
Examinó la conciencia en busca de tu voz 
extinguida por la ausencia,
Mientras la gota que cae se deshace al golpear el tiempo 
diluido en limerencia.

Isaías Rucce



«La flor perfecta es algo raro. Podrías pasar tu vida buscando una y no sería una vida desperdiciada»
Ken Watanabe.



miércoles, 16 de septiembre de 2020

Hablando de la Verdad.

 



Un buen día un joven se acerca a un anciano monje Zen. 

El Joven le pregunta:

"Maestro, ¿Qué es la verdad?". 

El Anciano responde:

               "La vida de cada día".               

El muchacho replica:

   "En la vida de cada día sólo aprecio las cosas corrientes y vulgares, 

              no veo la verdad por ningún lado".        

A lo que el monje le dice:

        "Ahí está la diferencia, en que unos la ven y otros no".         


"No se accede a la verdad sino a través del amor".
San Agustín de Hipona


Photo by Krisztian Tabori on Unsplash

sábado, 12 de septiembre de 2020

El Satori

 


Un leñador cortaba madera en el bosque. Había oído hablar de un animal fabuloso, el animal "Satori". Su deseo de poseerlo era muy grande. Un día, el animal "Satori" se presentó ante él. El leñador corrió detrás y cuál no fue su sorpresa al oír una voz que le decía: "No me poseerás porque deseas tenerme".

El leñador volvió a su trabajo. Ya había olvidado completamente el suceso y al animal cuando, un día, el animal "Satori" se presentó en el momento en que, concentrado en su trabajo, derribaba un árbol. El animal cayó aplastado.


"Espera, ten toda la paciencia que puedas. Recibe lo que llegué y no anheles lo que no está en tu camino... Ya llegará" 

Buda

viernes, 28 de agosto de 2020

BlueBird

 


Sobre el azul del cielo desplegó sus alas
Hermosas de palmo a palmo, 
tan bellas que incitan al vuelo,
tan finitas como un abrazo en invierno.

Tocó suavemente mis manos con su aleteo
Hasta posarse en mi pecho donde hizo su nido,
Por un tiempo tan breve que acarició lo eterno
Tan profundo que calmó las ansias del vacío.

Se guardó para sí sus sueños dándome encanto profano
Me conquistó con su mirada mientras al corazón habla,
Trasladó su esencia a otro lado para dejarme oír su canto
Mientras el tiempo acostumbraba a distancia sus alas.

Brindó calma y sosiego a lo atribulado de mi alma
Cada vez que su melodía envolvía mis días,
Nada parecía que importaría si continuaba la rutina
Con solo anidar su sonrisa en mi, todo se diluía.

Verano se lleva consigo los sueños y apegos
Hace viento tan fuerte que mueve al ébano,
El pájaro azul voló tan rápido que sacudió los aparejos
Dejando tras de sí todo sin importar lo ajeno.

Dió vuelta para mirarme a los ojos como en un espejo.

Observando perplejo dentro de ellos ví que el ave... Eran mis sueños!!!

Isaias Ruiz



Adoré Hoy!!!

 



En ocasiones cuando sentimos que nadie alrededor nos comprende, aunque siempre estemos dispuestos a darle a la gente y al mundo nuestras sonrisas, nuestros abrazos en una palabra nuestro ser, nos sentimos solos, como si nos faltará otro que contemple el mundo como solo uno puede hacerlo.

En el momento más desesperanzador aparece casi de forma mágica alguien que nos muestra que tales cosas son posibles, nos hace mirar hacia dentro para regalarnos el tesoro de redescubrirnos aunque al final esa luz que nos otorga lo deje sin aire, es de tal manera un dulce sacrificio que regala vida.

Porque todos necesitamos a alguien que acompañe nuestras soledades, nuestras realidades, nuestras esperanzas, nuestros sueños y porque no, nuestras profundidades.

Isaías Ruiz


"La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar" Antoine de Saint-Exupéry.


Pedazo de Canción...